09 enero 2007

Epigramas del emperador (XVIII)

Un filósofo diagnosticó la enfermedad del siglo veinte: la normalidad. Cabía entonces un modo de salud: la anormalidad.
En nuestro siglo, la anormalidad es de lo más normal. Ya no hay salud posible.

No hay comentarios.: